fenomeno-youtube

YouTube, el ‘fenómeno fan’ de la nueva generación

La mayoría de nosotras adorábamos a algún grupo de música en nuestra adolescencia. Sí, de esos probablemente creados por sesudos departamentos de marketing con ese fin: BackStreet Boys, Take That, ‘N Sync, etc.

Escuchábamos sus discos hasta desgastarlos, veíamos el videoclip, comprábamos revistas que leíamos con absoluta avidez y nos aprendíamos de memoria con nuestras amigas cada pequeño detalle sobre sus integrantes. Pero la información era relativamente limitada: no teníamos Internet, con sus foros, sus redes sociales, sus vídeos, etc. En cambio, el volumen de información al que pueden acceder las adolescentes hoy en día es descomunal.

El Rubius, con sus 17 millones de suscriptores, junto con un pequeño grupo de creadores de vídeos, representan la nueva ola del fenómeno fan. No quiero centrarme tanto en las causas o la valoración: lo que tengo claro es que ocupan el mismo espacio que tenían los BackStreet Boys en mi adolescencia, que estaba casi exclusivamente reservado a actores y músicos hasta hace pocos años.

Portada de la revista Bravo con El Rubius y otros youtubers

La diferencia es que ahora sus seguidores pueden consumir una cantidad ilimitada de información.

Consumo impulsivo de información

Para empezar, los youtubers publican nuevos vídeos de 8/10 minutos de media con una frecuencia más o menos semanal, en los que además muestran facetas personales (tan apreciadas por los fans, que sienten la cercanía de su estrella).

En segundo lugar están sus canales en otras redes sociales, donde los fans sienten que les tienen al alcance de la mano, que pueden hablar con ellos. Hay fans que incluso indican en su bio de Twitter el día en que El Rubius hizo un ‘like’ en uno de sus tuits. Mucha gente se extraña al ver que un tuit insustancial de estos youtubers tiene una interacción brutal, pero tiene sentido cuando lo vemos desde el punto de vista del ‘fan’ apoyando a su ídolo, consumiendo información ávidamente e intentando acercarse a él.

Rubius buenas noches
El Rubius da las buenas noches y consigue más de 40.000 interacciones

En tercer lugar, los fans tienen en foros, blogs y redes sociales un enorme espacio donde comentar y compartir su ‘afición’ con otros fans. La sensación de formar parte de un grupo (como los autodenominados ‘beliebers’) es otro aliciente de este fenómeno.

Finalmente, y por si fuera poco, encontramos todo el mundo fanfiction: imágenes, relatos, etc. que versan sobre el objeto de admiración o el universo de una obra. Esto tampoco es nuevo, fácilmente podemos leer historias sobre el mundo de Harry Potter y similares. En Wattpad, una red social de publicación de relatos, encontramos cientos y cientos de relatos sobre El Rubius, normalmente historias románticas en las que es el protagonista. Pero no sólo se escriben por cientos, sino que se leen masivamente: los más leídos tienen entre 1 y 2 millones de lecturas.

El Rubius en WattPad
Principales relatos creados en WattPad sobre El Rubius

En resumen, estamos ante un fenómeno que no es nuevo, pero que adquiere unas dimensiones gigantescas en lo que se refiere al volumen de conversación gracias a las posibilidades de las redes sociales. Además, a diferencia de los grupos de música de mi adolescencia, los youtubers son más independientes, autogestionados y, en cierto sentido, más auténticos, ¿no te parece?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *